22/6/11

Suprimir el Senado Español en Democracia

Los Padres de la actual Democracia española hicieron un gran trabajo, escasamente reconocido hasta la fecha, que algún día la historia pondrá en su justo lugar de reconocimiento y agradecimiento. Gracias en nombre de todos.

Esta Democracia, sin duda alguna, nos ha permitido a los españoles, alcanzar un significativo progreso y bienestar, además de consolidar la Democracia como sistema de dispersión de los poderes y gobiernos feudales de antaño, mediante la alternancia política durante 34 años en todos los ámbitos del Estado, Territorios, Comunidades Autónomas y poblaciones con un equilibrio y reparto de fuerzas razonable.

Es cierta y palpable la actual situación de crisis económico social, si bien, no es menos cierto que en gran parte, en la esencia, es ajena al general buen comportamiento y funcionamiento de servicio público de los políticos.

Así, es muy importante que los gobernantes y dirigentes actúen y promuevan el buen ejemplo, para ayudar a concienciar a los ciudadanos a comportarse y actuar responsablemente con principios y valores sólidos e innatos de los seres humanos inteligentes.

Es esencial aglutinar y promover "La motivación por el progreso y el bienestar del ser humano" como paradigma e ideal, sin la división y exclusión de las personas por cualquier causa, procurando la armonía y equilibrio con el entorno en que toda las personas puedan acceder y disfrutar activamente de los derechos humanos en libertad y libre elección, sin más condicionante que el conocimiento y la disponibilidad de cada cual con los medios de producción, transformación de la propia naturaleza y los recursos.

Aprovechar lo mucho y bueno realizado en los últimos años es esencial. Suprimir paulatinamente lo innecesario o caducado es el deber de todo buen y eficiente gobernante y dirigente responsable, al servicio de las cuestiones públicas. Erradicar los comportamientos y actitudes perversas, implícitas del sistema socio cultural, y apartar de la función pública por su repercusión y proyección social, a cuantas personas puedan estar razonablemente bajo sospecha, aunque el número de estas personas sea asimilable en cuanto a su comportamiento y actitud al de otras profesiones y sectores sociales minoritarios.

Entre otras muchas medidas, suprimir el Senado español, aparece como una medida de gran repercusión social que sería muy bien recibida por los ciudadanos, que implicaría aglutinar voluntades y ayudar a superar la difícil situación económico social.

Desde hace años se viene discutiendo sobre la caducidad del Senado y grandes teóricos del Derecho Internacional y Constitucional, opinan con buen criterio que, es una Cámara Innecesaria y prescindible. Noruega, Suecia, Dinamarca, curiosamente países con un buen clima social y grado de bienestar, solo tienen 100 Senadores y EEUU tiene 100 Senadores de 50 Estados Federados con una población de 308 Mill. de habitantes.

Obviamente, 260 Senadores en España no solo es excesivo para 47 Mill de habitantes, sino que además, es un lujo innecesario en las actuales circunstancias económicas en la que se pretende solicitar a los ciudadanos ajustarse el cinturón.

He recibido un e-mail viral de un querido amigo que entre otros señala:

“¿Qué pasaría si para las próximas Elecciones Generales del 2012, al abrir las urnas aparecieran vacíos todos los sobres de los votos para el senado?”

“La interpretación lógica sería que los españoles ¡¡¡no queremos senadores!!! y por lo tanto desaparecería y nos ahorraríamos el innecesario Senado.”

“En las próximas Elecciones Generales, votemos con los sobres o papeletas en blanco. Y, así de sencillo, Democráticamente, se podría eliminar El Senado, ya que si no sale ningún nombre elegido, no podrá nombrarse a ningún Senador a consecuencia de las Elecciones Generales, salvo los que establece la ley, que por la acción de los ciudadanos supondría modificar la ley y extinguir de manera natural el Senado, siendo el ahorro en más de 3.500 Mill de Euros anualmente.”

Naturalmente, esta sería la primera actuación regeneradora social, creíble de la voluntad e iniciativa de los gobernantes y dirigentes políticos, independiente del indudable aporte social y sacrificio de los señores Senadores, al igual y equiparable, al de miles de ciudadanos que la actual crisis a apartado de su aportación a la sociedad y que la mayoría están en precario, a gran diferencia de los señores Senadores que en la práctica no necesitan nada, salvo contadas excepciones que se deben de considerar.

¿Os apuntáis a la idea?

¡¡¡Pues a gozar difundiéndola!!!

http://lacomunidad.elpais.com/montejb/posts

4 comentarios:

Mark de Zabaleta dijo...

Excelente artículo, que posiblemente inicie camino...

Saludos
Mark de Zabaleta

montejb dijo...

Me pregunto que sucedería si los convocantes del 15M hacen suya esta propuesta que me ha llegado y, se dispersa por los diferentes medios viralmente entre toda la población antes de las Elecciones Generales del 2012? Posiblemente, suceda parecido en otro escenario, a lo ocurrido en Irlanda.

Quisiera expresar mi alegría porque esto suceda, pero de verdad lo que me alegraría es que los gobernantes y dirigentes tomaran la delantera y emprendieran la iniciativa, en vez de dejar que los acontecimientos y el hacer ciudadano imponga su lógica ante la falta de acuerdo y consenso entre los partidos políticos por cuestiones principalmente egoístas.

Presiento que, se va inaugurar un nuevo escenario inédito en España,asimilable a lo sucedido en Irlanda de, digamos de batalla posicional en defensa del establishment político, con una masiva acción de comunicación de aleccionamiento y adoctrinamiento ideario para neutralizar a los posibles seguidores y promotores de la iniciativa propuesta.

Veremos y disfrutaremos del paisaje de cómo sus señorías afrontan el reto. Sin duda, un error de cálculo y subestimo de la acción de los ciudadanos sin aglutinar y encauzar las diferentes aspiraciones, puede desembocar en una situación imprevisible como ha ocurrido en otros países con reivindicaciones en la esencia asimilables.

Confío en el alto grado de madurez y responsabilidad de los ciudadanos españoles, en la necesaria colaboración y alianza de los medios de comunicación, que disponen de buena información y mejores criterios de evaluación. Con su cierta independencia y, ejerciendo su influencia con equilibrio entre la sociedad y los dirigentes políticos y sociales para su propia supervivencia y la de los demás, pueden hacer el milagro de iniciar el camino de la regeneración social.

Un gran saludo,
Juan Bernardo montejb

Mercedes HVdP dijo...

Buenas tardes Juan Bernardo, interesante artículo. Una matización, hicieron un gran trabajo pero para la partitocracia que estamos viviendo y 100% de acuerdo con que sería un gran hecho el que todos votáramos en blanco al senado.

Saludos y buen fin de semana,
Mercedes :)

montejb dijo...

Apreciada Mercedes, para pasar de 0 a 100, necesaria e ineludiblemente se debe de pasar por los estadios intermedios, a condición de que se nos ofrezca la oportunidad. Pienso y reafirmo que, debemos de estar muy agradecidos, porque Los Padres de nuestra Constitución, nos ofrecieran la oportunidad de iniciar el camino de la sólida Democracia que actualmente disfrutamos, que ya quisieran multitud de países en estado de cruel esclavitud social infinitamente mayor al nuestro. Solo el hecho, de que podamos manifestarnos sin ser reprimidos, publicar nuestro pensamiento y que los legisladores, aun con retraso, realicen cambios legislativos protegiendo a los más desfavorecidos sociales, además de multitud de logros sociales y bienestar, merece la pena el sacrificio y camino recorrido. Obviamente queda mucho por hacer, pero muchísimo más les queda a la mayoría de países con el 80% de la población mundial que aun sufren y sufrirán durante años una gran esclavitud. Con la mentalidad de no reconocer los logros alcanzados y no reconocer la justa aportación de los demás, no avanzaremos para alcanzar el progreso y el equilibrio. Es esencial reconocer y respetar el mérito del trabajo realizado por los demás, si queremos que se nos reconozca el nuestro por nuestros nietos.

Saludos,
Juan Bernardo montejb